Aterrizaje y cuidado

Col Kila: síntomas, métodos de control y prevención.

Pin
Send
Share
Send


La col de Kila es una de las enfermedades más peligrosas y muy comunes causadas por el hongo inferior Plasmodiophora brassicae Wor. Solo se ven afectados los cultivos de jardines vivos, incluidos el repollo, el rábano, el colinabo, la hoja de mostaza, el nabo, el rábano y la mayoría de las otras plantas crucíferas.

La quilla de la col fue estudiada y descrita por primera vez con suficiente detalle por M.S. Voronin en 1871. La lucha contra la col de quilla incluye una amplia gama de diversas actividades, y solo sabiendo qué hacer, puede proteger el cultivo de vegetales de esta enfermedad.

Signos de la enfermedad

El sistema de raíces no solo de un cultivo vegetal joven, sino también adulto, completamente formado se ve afectado por el patógeno. Las variedades maduras tempranas de col blanca y coliflor son las más afectadas por la quilla. Las lesiones foliares de la col están menos afectadas. Las malas hierbas de la familia de las crucíferas, incluida la bolsa de pastor, el yarut, el rábano silvestre, la mostaza de campo y la colza, se convierten en un factor que contribuye a la rápida propagación de las infecciones por hongos.

La enfermedad se caracteriza por la formación de crecimientos e hinchazones en el sistema de raíces, que pueden alcanzar tamaños impresionantes. A veces es posible observar la formación de crecimientos en la parte del tallo, así como los pecíolos u hojas de la cultura del jardín. El sistema de raíces infectadas debilita el proceso de enraizamiento, como resultado de lo cual las plantas se sacan fácilmente del suelo.

Debe recordarse que es muy difícil detectar la quilla en plantas jóvenes y que ya están creciendo en las crestas. Sacar conclusiones sobre la presencia de la enfermedad solo es posible con el examen más completo de las raíces de las plántulas. Para las plantas más viejas y completamente formadas afectadas por la microflora patógena, es característica la aparición de letargo y amarillento de las hojas, así como el subdesarrollo de la cabeza de repollo.

Cuando se infectan en las primeras etapas de desarrollo, las cabezas de repollo no están atadas en absoluto, y los cultivos de raíces emergentes detienen su desarrollo. Una derrota significativa a menudo causa una ausencia total de cabezas formadas. Esta situación se debe al bloqueo de los crecimientos de las funciones básicas del sistema radicular de la planta y la absorción deficiente del agua, así como los nutrientes principales.

Enfermedad de la col: Kila (video)

Las principales causas de la derrota.

La principal fuente de infección es el suelo afectado por esporas de hongos. Tales disputas conservan perfectamente la viabilidad durante mucho tiempo, lo que se estima en años. Las esporas que ingresan al suelo desde un sistema radicular infectado descompuesto pueden propagarse muy rápidamente a través del agua, los insectos del suelo y las lombrices de tierra. Las parcelas de tierra no infectadas pueden verse afectadas como resultado de plantar plántulas enfermas.

Las principales condiciones propicias para el desarrollo de la quilla son:

  • indicadores de temperatura del aire a un nivel de 18-25 ° C;
  • indicadores de humedad no más del 75-90%;
  • pH del suelo al nivel de 5.6-6.5.

La derrota de la quilla fue especialmente generalizada en la Región de la Tierra No Negra, debido a las condiciones más favorables del suelo para tales enfermedades, incluido el aumento de la humedad y la acidez.

Métodos de tratamiento

El agente causante de la quilla de la col está representado por un hongo inferior que puede persistir en el suelo en la etapa de cistospora durante muchos años, lo que complica un poco la lucha contra este factor dañino.

Medidas preventivas

La implementación adecuada de medidas preventivas puede reducir el riesgo de daños al cultivo de quilla de vegetales y mejora la calidad del suelo en el sitio.

Es muy importante evitar condiciones tales como calcio, potasio, zinc, boro y cloro insuficientes en áreas designadas para el cultivo de cultivos de jardín crucíferos. El contenido estándar de humus debe ser de al menos 2.5%. Además, el suelo no debe estar inundado o secado en exceso, y también debe tener un ambiente ácido. La estricta adhesión a la tecnología agrícola y la adquisición de plántulas saludables de alta calidad reducen al mínimo el riesgo de daño a la quilla.

Cómo curar el suelo de la col de quilla (video)

Pin
Send
Share
Send