Aterrizaje y cuidado

Cómo cultivar uvas a partir de semillas en casa

Pin
Send
Share
Send


Muchos jardineros están interesados ​​en cómo cultivar uvas a partir de semillas en casa. Para esto, en primer lugar, es necesario estudiar la tecnología de este método para producir una planta fructífera y sintonizar durante un período de crecimiento suficientemente largo. Este método es raramente utilizado por los jardineros y viticultores, pero es completamente sencillo y está disponible incluso para principiantes.

La conveniencia del método.

Cuando se les preguntó si es posible cultivar uvas a partir de semillas por su cuenta, los viticultores y criadores experimentados responden positivamente. La semilla de uva ubicada dentro de la baya es portadora de información completa sobre la planta, así como sus propiedades y características principales de la especie. Sin embargo, las uvas cultivadas a partir de semillas no siempre conservan las características varietales de la planta madre.

El cultivo de hueso se refiere a métodos no tradicionales de propagación de uvas. Se utiliza por las siguientes razones:

  • satisfaciendo la curiosidad del jardinero y comprobando su propia fuerza en la viticultura;
  • cría de nuevas formas híbridas y variedades de uva, mientras que las más prometedoras con bayas con el mejor sabor, resistencia al invierno y resistencia a enfermedades típicas se seleccionan de las plántulas obtenidas;
  • portainjerto autocultivo.

A pesar de que el cultivo de plántulas de uva a partir de semillas no es demasiado difícil, lejos de todas las variedades son adecuadas para esto. En general, se acepta que es mejor usar el material de semilla de los híbridos.

Numerosos estudios confirman que con este método de propagación en el hogar, es extremadamente raro obtener uvas con cualidades mejoradas. También debe tener en cuenta el hecho de que tales plantas darán la primera cosecha no antes de dos o tres años después de plantar el material de semilla.

Uvas de semillas: características de crecimiento (video)

Selección y preparación de semillas.

Es muy importante abordar cuidadosamente el tema de la preparación de semillas para plantar. Se recomienda dar preferencia a las uvas de nuevas variedades, que garantizan su resistencia a una variedad de enfermedades y condiciones adversas de crecimiento. Las semillas deben extraerse de las bayas más maduras y de calidad varietal que no estén deformadas y sin signos de daño por pudrición.

Las semillas de uva deben seleccionarse del color más grande, mejor beige-marrón. Deben estar bien, pero lavar suavemente varias veces en agua corriente. No es necesario secar el material, pero es necesario colocarlo inmediatamente en bolsas de nylon humedecidas y luego envolverlo en una película de plástico normal. Las semillas de uva preparadas de esta manera deben colocarse en el estante inferior de frutas y verduras en el refrigerador.

Es muy importante inspeccionar periódicamente y enjuagar periódicamente el material de plantación. Si se cumplen todos los requisitos, después de un par de meses aparecen grietas en los huesos, lo que indica la preparación del material de semilla para plantar en el suelo.

Tecnología de aterrizaje

Para plantar semillas de uva germinadas, se deben usar recipientes individuales llenos de tierra fértil. La composición óptima del suelo es una mezcla de una parte de arena tamizada y dos partes de humus.

Es aconsejable desinfectar el suelo antes de sembrar las semillas. Se recomienda calcinar el suelo en el horno a alta temperatura o derramarlo con agua hirviendo con la adición de permanganato de potasio farmacéutico.

Al llenar los recipientes de siembra con la mezcla preparada, el suelo debe humedecerse y las semillas de uva deben plantarse con anticipación con una profundidad de 1-1.5 cm. Para que los brotes aparezcan lo antes posible, se recomienda instalar macetas con cultivos en el alféizar de la ventana para proporcionar a las plantas suficiente calor y buena iluminación

Características crecientes

Si durante el cultivo se mantiene el régimen de temperatura óptimo y los cultivos reciben una cantidad suficiente de luz, los brotes de uva aparecen en aproximadamente una semana o diez días. El cuidado adicional de las plántulas consiste en las siguientes actividades:

  • Es necesario realizar un riego regular de las plantas con agua a temperatura ambiente, evitando el encharcamiento y el fuerte secado del suelo;
  • se requiere aflojamiento del suelo, que debe ser muy limpio y superficial para no dañar los brotes;

  • si es necesario, el riego se complementa con un aderezo con fertilizantes orgánicos y minerales;
  • Es muy importante proteger las plantas de las corrientes de aire y en climas demasiado soleados para proporcionar sombra a la uva.

Es necesario realizar inspecciones periódicas de las plántulas, para no perder el momento de posibles daños a las plantas jóvenes por los ácaros o enfermedades. En la primavera, las uvas se trasplantan en recipientes más grandes.

En la próxima temporada, las plántulas de uva estarán listas para trasplantarlas a campo abierto, lo mejor es llevar a cabo este evento a fines de la primavera. Igualmente importante es el endurecimiento de las plantas antes de plantar en campo abierto en un lugar permanente. Este procedimiento les permitirá adaptarse rápidamente a las nuevas condiciones de crecimiento y arraigarse bien.

Consejos y trucos

Al plantar plantas en campo abierto, debe cumplir con las recomendaciones de productores experimentados:

  1. El área de aterrizaje debe estar bien iluminada y no demasiado soplada, preferiblemente con protección desde el norte.
  2. Se requiere dar preferencia a áreas con suelo ligero, suficientemente húmedo y transpirable.
  3. Tradicionalmente, las uvas se cultivan en enrejados, que son los soportes de dos metros más duraderos con un cable estirado. El intervalo entre las plantas plantadas debe estar dentro de uno y medio o dos metros.
  4. Es imperativo proporcionar a las plantas un drenaje de alta calidad en forma de ladrillos rotos o piedras medianas, sobre las cuales es necesario verter un suelo fértil de alta calidad.

Tecnología para el cultivo de uvas (video)

El cuidado adicional de las uvas plantadas es estándar y consiste en el riego sistemático, la fertilización, el aflojamiento del suelo para mejorar la aireación, así como el acolchado de los círculos del tambor. La implementación de un cuidado adecuado garantiza el inicio de la fase de fructificación aproximadamente tres o cuatro años después de la siembra de la semilla de uva.

Pin
Send
Share
Send